El PRO y la oposición definen sus candidatos en la Ciudad

A siete semanas de que venza el plazo para presentar las listas, el PRO y la oposición empezaron a definir sus precandidatos a jefe de Gobierno y a legisladores, tras sortear disputas internas, aunque en algunas fuerzas predomina la incertidumbre debido a la carencia de figuras de peso para presentar en la boleta.

De acuerdo con el calendario electoral dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri, el sábado 7 de marzo vencerá el plazo para presentar las listas de precandidatos a jefe de Gobierno y a legisladores porteños que competirán en las elecciones primarias del 26 de abril.

Tras esos comicios, las elecciones generales se realizarán el 5 de julio y, en el caso de que ningún postulante haya superado el 50 por ciento de los votos, el balotaje será el 19 de julio.

Después de una dura puja, el jueves pasado el PRO finalmente habilitó a la senadora Gabriela Michetti para ser precandidata a jefa de Gobierno porteño en las primarias del 26 de abril.

La legisladora competirá contra el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el vicepresidente de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, y probablemente el senador Diego Santilli.

Macri pretendía que Michetti fuera su compañera de fórmula en las elecciones presidenciales y repetir el binomio exitoso de 2007, cuando llegaron al poder en la Ciudad, pero la senadora se mantuvo firme en su decisión de competir por la Jefatura de Gobierno y logró imponerse en la discusión interna del PRO, de la que participaron las figuras de la primera línea partidaria.

En Unen, el ya lanzado binomio Martín Lousteau-Fernando Sánchez cuenta con el aval de los tres principales partidos políticos del frente, la UCR, la Coalición Cívica-ARI y el Partido Socialista, aunque otros dos sectores podrían presentar sus propias fórmulas.

Esta oposición interna está representada, por un lado, por los partidos Proyecto Sur, del senador y precandidato presidencial Fernando «Pino» Solanas, y Libres del Sur, de Humberto Tumini y la diputada Victoria Donda; y por otro lado, por el partido Podés, del exlegislador porteño Sergio Abrevaya.

En ambos sectores advirtieron que armarán sendas propuestas para disputarle la candidatura a jefe de Gobierno a Lousteau, quien cuenta con la carta ganadora al ser apoyado por cuatro precandidatos presidenciales: Julio Cobos y Ernesto Sanz, de la UCR; Hermes Binner, del socialismo, y Elisa Carrió, de la CC-ARI.

En el kirchnerismo, que en las últimas elecciones legislativas terminó tercero, detrás del PRO y Unen y perdió la banca de senador por la oposición que ocupaba Daniel Filmus, se anotan varios candidatos pero ninguno está firme.

Además, en el espacio que apoya al Gobierno nacional no está resuelto si armarán una lista única o dirimirán las candidaturas a jefe de Gobierno y a legislador en una gran primaria del Frente para la Victoria que podría incluir a espacios afines, tales como el ibarrismo y Nuevo Encuentro.

Las figuras que aspiran a la candidatura a jefe de Gobierno son el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde; el legislador porteño Juan Cabandié (ambos de La Cámpora); el subsecretario general de la Presidencia, Gustavo López (radical K); la legisladora porteña Gabriela Cerruti y el diputado nacional Carlos Heller (ambos de Nuevo Encuentro).

A ellos se les suma el ya lanzado Aníbal Ibarra, quien con su partido Diálogo por la Ciudad quiere volver a la Jefatura de Gobierno, de la que fue destituido el 7 de marzo de 2006 como consecuencia de un juicio político iniciado en su contra, luego de la tragedia en el boliche República Cromañón.

Filmus ya manifestó en reiteradas ocasiones que no volverá a competir por la Jefatura de Gobierno perdió contra Macri en 2007 y en 2011 y algunos dirigentes del kirchnerismo esperan que el legislador porteño y excanciller Jorge Taiana se baje de la precandidatura presidencial para competir en la Ciudad.

Entienden que Taiana, un veterano militante peronista apoyado por la agrupación Movimiento Evita, garantiza un piso de votos, lo que constituye una ventaja con respecto al resto de los precandidatos anotados.

En el Frente Renovador la situación parece aún más complicada, porque quien parecía que iba a ser finalmente el precandidato a jefe de Gobierno porteño, el economista y periodista de televisión Tomás Bulat, terminó renunciando a esa postulación.

Massa ahora baraja otros posibles postulantes, entre los cuales figuran el exlegislador Diego Kravetz y el economista Guillermo Nielsen, aunque tampoco descarta una alianza con dirigentes que no sean kirchneristas ni macristas; por ejemplo, la legisladora porteña Graciela Ocaña.

 La exinterventora del PAMI y exministra de Salud tiene decidido mantener su postulación a jefa de Gobierno por su partido, Confianza Pública, aunque no le cierra la puerta a la posibilidad de «armar una opción con toda la oposición para dirimir candidaturas» en la Ciudad de Buenos Aires.

Así lo señaló a NA la exministra, luego de que surgieran nuevas versiones sobre un posible acercamiento suyo al espacio que lidera Sergio Massa.

Sin embargo, aclaró: «No hay ninguna conversación con Massa. Soy candidata a jefa de Gobierno y el Frente Renovador tiene un problema grave, que es no tener un candidato fuerte en la ciudad».

Ante la falta de candidatos, el líder del Frente Renovador también evalúa apoyar a Lousteau, que aparece como la oposición más firme contra el macrismo, con el fin de capitalizar el desempeño electoral del exministro de Economía para su propia campaña presidencial.

terra.com.ar
18/01/2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *